domingo, 17 de octubre de 2010

Huevos escalfados con verduritas


INGREDIENTES

(Para 4 personas)

  • 4 huevos.
  • 1 calabacín.
  • 2 puerros.
  • 2 zanahorias.
  • 1 brócoli pequeño.
  • 2 gr. de trufa negra (opcional).
  • aceite de oliva.
  • vinagre blanco.
  • sal

PREPARACIÓN

  • Cortaremos las zanahorias, el calabacín y los puerros en rodajas y el brócoli en ramilletes.
  • Herviremos todas las verduras en una olla con agua salada, durante 2 minutos.
  • Las escurriremos y enfriaremos en agua con hielo para cortar la cocción.
  • Reservarlas.
  • Cascaremos los huevos, escalfándolos en agua hirviendo, con un chorrito de vinagre, durante 2 minutos y de uno en uno.
  • Saltearemos en un wok o en una sartén untada de aceite de oliva, las verduritas durante 2 minutos.
  • Pondremos un lecho de verduritas en el fondo del plato de servir, colocando encima el huevo escalfado y opcionalmente unas virutas de trufa bien finas, espolvoreados con un poco de sal.

Quiche Lorraine


Ingredientes para hacer una Quiche Lorraine (para 4 personas):

  • 1 masa quebrada (cómprala hecha a hazla tu con esta receta de masa quebrada)
  • 100 gramos de panceta
  • 300 ml de nata
  • 3 huevos muy grandes (XL) o 4 huevos grandes (L)
  • 15 gramos de mantequilla sin sal
  • Nuez Moscada, Pimienta Negra y Sal
  • Opcional: Si quieres añadirle más sabor a esta Quiche añade 75 gramos de queso Le Gruyère (Gruyer) rallado. Te recomiendo que lo hagas pero también te recuerdo que ya no será una Quiche Lorraine sin una Quiche Vosgienne.

Receta para hacer una Quiche Lorraine (para cuatro personas):

  1. Lo primero será forrar el molde con la masa quebrada y hornearlo durante 15 minutos a 190ºC con calor en el horno arriba y abajo. Para ver paso a paso como estirar la masa quebrada y como forrar el molde y qué hay que hacer para hornear la masa correctamente pásate por este artículo –> Forrar Molde con Masa Quebrada
  2. Mientras horneas la masa coge una cacerola y añade la mantequilla. Pon a fuego medio y añade la panceta cortada a tiras.
  3. Mientras la panceta toma color coge los huevos y bátelos en un bol con un tercio de una cuchara pequeña con sal, varias vueltas de molinillo de pimienta y con un poco de nuez moscada (como la punta de un cuchillo más o menos).
  4. Cuando la panceta esté algo dorada (no hace falta ponerla crujiente, solo que tome color) añade la nata , los huevos batidos y si quieres añade también el queso rallado. Remueve hasta que todo esté bien mezclado y el queso (si lo usaste) esté bien derretido. Después aparta del fuego.
  5. Cuando la masa esté lista sácala del horno y sube la temperatura de éste a 200ºC. Deja enfría un poco la base de la quiche (unos 5 minutos) y después desmóldala.
  6. Ahora solo queda meter la quiche en el horno y dejar a 200ºC (arriba y abajo) durante 22 o 24 minutos (hasta que esté bien doradita como en la foto). Luego saca tu quiche lorraine del horno, sal de la cocina y a comer!!!

A comer:

Si no encuentras panceta puedes usar beicon (bacon) en su lugar o si prefieres una versión más ligera de esta quiché también puedes hacer la quiché con tacos de pavo o jamón cocido.

Puedes usar tanto nata líquida para cocinar como nata líquida para montar (con más materia grasa).

Ten en cuenta que si añades más ingredientes (eso es a tu gusto) tendrás que quitar otros o no te entrarán en la base de masa quebrada ya que con estas cantidades el relleno llega prácticamente hasta arriba como puedes ver en la fotografía de la quiche.

Hay quien añade la panceta ya cocinada directamente sobre la base de masa quebrada y luego añade encima el resto de los ingredientes previamente mezclados en frío. Yo prefiero ponerlos a fuego lento (como en la receta) y así se mezclan mucho mejor. Además si añades queso ésto ayudará a que se derrita y se incorpore mejor al relleno de la quiche.

Te recomiendo que siempre que puedas desmoldes la quiché y no la presentes en la mesa directamente en el molde ya que cuando la cortes podrías rayar el fondo del molde y estropearlo para otras ocasiones. Por cierto es mejor desmoldar la base de masa quebrada cuando aún no tiene el relleno, ya que si lo haces después corres el riesgo de que se te rompa la quiche debido al peso.

Crema catalana de huevo


Ingredientes:

- 1 l. de leche, si es fresca mejor
- 8 huevos
- 200 gr. de azúcar
- 50 gr. de almidón comestible
- Vainilla en rama
- La corteza de un limón

Preparación:

- Separar las claras de las yemas; ponerlas en un cuenco con azúcar y batir enérgicamente las yemas y azúcar hasta lograr una mezcla espumosa.

- Diluir el almidón en un poco de leche fría, colar y verterlo en un cazo junto con el resto de la leche; incorporar la preparación de yemas y azúcar, la cascara de limón y la vainilla.

- Poner el recipiente a fuego lento y remover continuamente con espátula o cuchara de madera, procurando que no se formen grumos y que la ebullición sea imperceptible.

- Cuando empiece a espesar, retirar del fuego y continuar moviendo un minuto; distribuir en cazuelitas individuales, a ser posible de barro.

- Dejar enfriar y reservar en el frigorífico. Antes de servir, espolvorear con abundante azúcar y quemar con un hierro caliente para que se caramelice la superficie.

Notas:

Si no disponemos de un hierro especial para quemar el azúcar, podemos utilizar la base de una flanera de acero, con cuidado de no quemarnos. Si no queréis complicaros, podéis utilizar caramelo liquido; no es lo mismo pero está bueno.

En el caso de no disponer de almidón, utilizar dos cucharadas rasas de maizena.

No debe dejarse de mover la crema en ningún momento; el fuego debe estar al mínimo para evitar que se formen grumos.

Coliflor gratinada con aceitunas


Ingredientes:

- 1 coliflor de 1 kg.
- 1 puñado de aceitunas verdes
- 4 cucharadas de queso rallado
- 2 cucharadas de pan rallado
- 1 cucharada de alcaparras
- 1 vaso de caldo
- Perejil picado
- 1 cucharada de margarina light
- 1 clavo de especia
- Canela
- Sal
- Pimienta

Preparación:

- Lavamos bien la coliflor y la cocemos en una cacerola en agua hirviendo con sal. Escurrimos y la dividimos en ramitos

- Vertemos el caldo en una cacerola y añadimos la coliflor. Cubrimos con el clavo de especia machacado y mezclado con la canela. Incorporamos las alcaparras y las aceitunas deshuesadas y picadas.

- Espolvoreamos con el pan, queso rallado, perejil y pimienta.

- Distribuimos sobre la superficie la margarina en trocitos y dejamos en el horno caliente durante 10 minutos. Pasado el tiempo, se retira el recipiente, se acomoda sobre una fuente cubierto con una servilleta y se sirve. Podemos acompañarlo con unos taquitos de jamón.

Notas:

- Para eliminar el mal olor al cocer la coliflor (o col), podemos agregar un trozo de patata, hojas de laurel, medio limón, una molla (bien prieta) de pan o un trozo de pan mojado en leche durante la cocción. Se puede escoger cualquiera de estos trucos para aplacar el desagradable olor de la coliflor.

Coliflor al horno


Ingredientes:

Para hacer la coliflor al horno necesitas, un recipiente de barro para horno, un tazón de leche (puedes usar leche desnatada, así será mucho más ligera), dos huevos, una coliflor mediana, orégano y pimienta negra, sal, queso emmental.

Preparación:

Primero parte la coliflor en ramilletes pequeños y ponla al fuego en un cazo con poca agua y una pizca de sal. Déjala hervir durante 10-15 minutos.

Mientras hierve, coge el tazón de leche y bátelo con los huevos. Cuando tengas una mezcla homogénea y fluida, puedes optar por añadirle el queso emmental también y batirlo, pero yo prefiero ponerlo rallado por encima.

Luego, retira la coliflor del fuego y escúrrela bien, ponla en la cazuela de barro y báñala con la mezcla (leche, huevo, y si has querido queso) y cúbrela con queso rallado y una pizca de pimienta negra.

Después colócala en el horno a temperatura media 150-200 grados, durante unos 20 minutos, hasta que se dore, apártalo y sírvela muy caliente, junto con una pizca de orégano y pimienta negra.

La sugerencia: una buena opción es acompañarla de tacos de jamón o bacon

Trinxat de la Cerdanya


Esta receta es un plato típico de Cataluña, concretamente de Cerdanya.

Primero separamos las hojas de la col una por una y las ponemos a lavar.

Seguidamente, pelamos y cortamos las patatas en trozos pequeños. Se pone todo a hervir en ollas separadas. Es el momento de rectificar de sal.

Ahora cogemos una tira de panceta por comensal y las cortamos a trocitos pequeños. Ésta se tiene que freír hasta conseguir que adopte un color dorado, hace falta hacerlo a fuego lento, para evitar que se reseque demasiado. Freímos dos tiras más de panceta enteras y las reservamos.

En una sartén grande freímos los ajos cortados a trocitos pequeños (no picados) hasta dejarlos dorados.

Hervidas la col y las patatas, se pone todo junto en un escurridor. Una vez escurrido, lo ponemos todo junto (menos las tiras enteras de panceta) en la sartén donde están los ajos y lo freímos un poco. Lo mezclamos bien y lo presentamos en una fuente plana.

Lo adornamos con las dos tiras de panceta y... BON PROFIT!!!

Grelos i Navizas


Pertanyents a la família de les crucíferes, els grelos són unes hortalisses que fins no fa gaire temps es consumien només a Galícia, on n’ha estat un menjar habitual, i s'empren per cuinar el brou gallec i el lacon amb grelos. Si els coneixem i els cuinem a Catalunya és gràcies als restauradors gallecs que s’han instal·lat aquí i els han popula-ritzat entre nosaltres.

La família de les crucíferes té 3 classes del gènere Brassica. La varietat que ens importa és la rapa, a la que pertanyen grelos i nabizas.

Els grelos són les fulles que neixen a l’extrem superior del nap, on hi apareixeran després les flors. La seva aparença és la d'una tija més o menys gruixuda i només és comestible mentre està tendre. Quan la flor està desenvolupada els grelos s'endureixen i ja no és possible el seu consum, ja que per molt que es coguin no s’estoven mai.

Algunes persones confonen els grelos i las nabizas i potser amb raó, ja que ambdós productes són les mateixes fulles del nap, però recollides en èpoques distintes de la seva floració. Mentre las nabizas són les primeres fulles que treuen el nas (els mesos d’octubre i novembre), i per tant són més tendres, els grelos es recullen en el moment immediat previ a la floració, ja més entrat l’hivern.

Consells per a la seva compra: Al comprar-los, hem de tenir en compte el mateix que si compréssim espinacs: fulles verdes, llises, brillants i sense taques. Si tot i així dubtem li donarem un tall transversal al seu extrem: si el centre està molt blanc és que ja no és comestible.

Té un sabor molt peculiar i amb un punt amarg molt singular i atractiu per a alguns plats. A part del caldo gallec i del lacon amb grelos els podem guisar, coure’ls amb truita o presentar-los crus en amanides (millor les nabizas en aquest cas). De fet, tant grelos com nabizas permeten els mateixos cuinats que els espinacs amb la diferència que si els guisem, abans els haurem d’escaldar en aigua bullent durant uns minuts per resta’ls-hi amargor.

LACON AMB GRELOS (plat de la cuina gallega)

[Ingredients per a 6 persones: 1 Kg. de lacon, 250 gr. de careta de porc i 250 gr. d'orella, també de porc (aquests tres ingredients els comprarem salats). 6 xoriços gallecs o d’un altra varietat que us agradin (uns 600 gr.), 1¼ Kg. de grelos, 1 patata mitjana per comensal.]

Temps: 3h.

*Posarem a dessalar els ingredients carnis en aigua freda fins a cobrir-los durant 36-48 hores.
*Passat aquest temps posarem a coure els ingredients carnis amb aigua neta, i ho deixarem coure lentament durant al menys 3 hores. Si cal ho salarem gairebé al final.
*Quan aquests ingredients estiguin ben cuits els traurem, els tallarem a trossos regulars i els mantindrem calents amb una mica de brou de la cocció.
*Seleccionarem els grelos i tallats a trossos els submergirem durant cinc minuts en aigua bullent. Els escorrerem bé.
*Finalment, en el brou restant de cuinar les carns hi courem els grelos, els xoriços i en últim lloc, i un cop pelades, les patates senceres.
*A l'hora de servir podem servir-ho com a caldo d’olla o bé servir-ho sense suc (que no llençarem, per suposat) posant els grelos en una safata, a sobre les carns, i pels costats les patates i els xoriços.

NOTES.
–Aquest és un plat típic de la cuina gallega, dens i fort com la majoria d’escudelles, en el qual els ingredients principals són, com ja hem vist, el lacon –que és el bracet del porc– i els grelos, que podem substituir per nabizas, més tendres que els anteriors i amb el gust un punt més suau, tot i procedir de la mateixa planta, el nap.
–Els grelos es poden fer saltats amb all i cansalada, convertir-los en puré o en truita, guisar-los amb llegums o coure’ls amb patates, com qualsevol altra verdura.
Aquesta informacio esta treta de www.gustperlacuina.com moltes gracies. Espero no tenir mes vegades el dubte entre grelos i navizas.

martes, 5 de octubre de 2010

Camagroc o trompeta amarilla


Desde hace unas semanas y hasta bien entrado el otoño, siempre dependiendo de la climatología que nos acompañe, podemos disfrutar de unas de las setas frescas más agradecidas en la cocina, el camagroc o trompeta amarilla (Cantharellus lutescens), también conocida como rebozuelo anaranjado, y que podríamos decir que es muy similar a la Trompeta de la muerte.

En los libros de setas nos explican que dentro de lo que se podría describir como setas del ‘grupo cibarius’, se encuentran las vulgarmente denominadas ‘Trompetas de monte’, características precisamente por su forma atrompetada con algunas diferencias en su fisonomía, pie más largo, sombrero más o menos grande, distinta coloración y evidentemente, distintos matices de sabor. Las más valoradas gastronómicamente hablando, además de la Trompeta amarilla (Craterellus lutescens), son el Rebozuelo atrompetado (Craterellus tubaeformis) y la Trompeta cenicienta (Craterellus cinereius).

Como comentábamos, el camagroc o trompeta amarilla es una seta comestible considerada excelente, de forma atrompetada, le caracteriza su sombrero naranja pardusco de entre 3 y 6 centímetros de diámetro y su pie amarillo anaranjado, hueco en su interior. Como sabemos, es una seta muy delicada, finísima, con poca carne pero exquisita.

Crece en pinares húmedos, con mantillo de musgo y en colonias extensas, se deben recolectar uno a uno, con la misma delicadeza que presentan y paciencia, pues su escaso peso y tamaño hacen que cueste llenar la cesta, pero después es muy fácil que enriquezcan guisos, arroces, sopas e incluso postres, hasta el punto de despertar la admiración.

Queremos mencionar algunos otros nombres con los que se conoce la trompeta amarilla, dado que somos de Catalunya, los que más conocemos son los nombres que se le dan en catalán además de camagroc, como rossinyolic, rossinyol de pi, vaqueta de pi o moixernó de bosc entre otros. Será interesante que los que conozcáis los nombres que se le da en otras comunidades, lo comentéis para ampliar la información para todos, pues es una seta muy interesante para cocinar y que encontramos todo el año en los comercios deshidratada.

El camagroc o trompeta amarilla es una seta espléndida aportando sabor a los platos en los que se incluye, es dulzona, afrutada y estamos en el mejor momento, si nos gusta ir a recolectar setas, de hacer acopio y prepararlas para secar en casa. Previamente habrá que limpiarlas, para lo que recomiendan abrir el pie que, al ser hueco, es donde se puede esconder más suciedad.

Esta seta es de las más fáciles de secar, seguramente muchos de vosotros realizaréis collares de camagrocs y los colgaréis para que los días vayan haciendo su labor de extraer el contenido de agua de estas setas. Después podemos incluirla tal cual en los guisos, sin rehidratarla previamente, tanto entera como picada. Teniendo abundancia de trompeta amarilla podemos hacer también harina de esta seta y utilizarla como cualquier especia para aromatizar y enriquecer nuestros platos.Arroces, salsas, sopas, carnes, postres… tiene muchas e interesantes aplicaciones.

lunes, 4 de octubre de 2010

SEAFOOD CHOWDER Deliciosa sopa de pescado Irlandesa



INGREDIENTES:

Zanahorias: 2 u

Judias verdes: 100 gr

Pescado: rape, salmon, mejillones, perca,

gambas, cazón, almejas…. 100-150 gr de cada

tipo

Patatas: 3-4 u

Cebollas: 2-3 u

Guisantes: 50 gr

Maiz dulce: 50 gr

Perejil

Mantequilla, 50 gr

Leche: 1 l

Nata: 200 gr

Harina: 1 cuchara sopera

Caldo de pescado: 2 l

Vino blanco: medio vaso

Hoja de laurel

ELABORACIÓN:

Ponemos a hervir agua con un chorrito de vino blanco y una hoja de laurel, echamos los mejillones y después de 2-3 minutos hirviendo los escurrimos, quitamos las conchas , los picamos en trozos pequeños y los reservamos.

En una olla sofreir la cebolla en mantequilla. Cuando esté ligeramente doradita echarle el caldo de pescado con la leche, hervir a fuego lento. Añadir todas las verduras picadas a cuadritos de medio cm de lado. Hervir hasta que estén cocidas. Reservar la mitad de las verduras cocidas para hacer un puré.

En el caldo con verduras y leche añadir todo el pescado troceado en cuadritos de 1 cm de lado y los mejillones que teníamos picados. Hervir 3-4 minutos.

En un vaso ponemos un poco del caldo con leche de hervir las verduras y disolvemos una cuchara de harina. Echamos este vaso al caldo con verduras.

Trituramos con la batidora las verduras que teníamos reservadas y las añadimos al caldo, de esta forma le damos un poco de cuerpo a la sopa. Añadimos la nata. Hervimos 5 minutos removiendo ligeramente. Sazonamos con sal y pimienta.

Presentamos en un bol con un poco de cebollino finamente picado por encima. Se suele acompañar de pan moreno. En algunas ocasiones se sirve la sopa dentro de un bollo de pan, asi la he comido en el puerto de San Francisco en California, donde se sirve en la calle y te llevas el bollo y una cuchara. Hace más de 10 años que la comí y aún la recuerdo.